Todas las alarmas se han encendido en el sector asegurador, que ve como su supervisión pasará al Banco de España y la CNMV si prospera pacto PSOE y Ciudadanos.

La DGSFP desaparecerá tal y como la conocemos si fructifica en el Parlamento el Gobierno que soportarán PSOE y Ciudadanos. Todas las alarmas se han encendido en el sector asegurador, que ve como su supervisión pasará al Banco de España y la CNMV.

Mientras la Unión Europea y la mayor parte de países siguen apostando por una supervisión específicamente aseguradora, el pacto entre Pedro Sánchez y Albert Rivera incluye la desaparición de la DGSFP como órgano supervisor, cuyas funciones serían asumidas en temas de mercado por la CNMV y en temas de control de entidades por el Banco de España.

Se trata del modelo denominado Twin Peaks, que está claramente desfasado y que es denostado unánimemente por la industria aseguradora, por la Unión Europea, que ha creado supervisores específicos para cada área (Eiopa, EBA y ESMA) y por la mayor parte de países europeos.

En concreto, el punto 2 del acuerdo de Gobierno entre PSOE y Ciudadanos, titulado mercados e instituciones inclusivas para la igualdad de oportunidades, en su punto cuarto insta a “reorganizar la estructura institucional de la supervisión financiera, adoptando el modelo de dos pilares (twin peaks), uno para solvencia y otro para conductas, vigente ya en la mayor parte de los países de nuestro entorno”.

En concreto plantea: “La creación de una Autoridad de control macroprudencial en el Banco de España, mediante la integración en su área de supervisión bancaria de la vigilancia de la solvencia de las compañías de seguros (actualmente en la DGSFP del Ministerio de Economía y Competitividad, contraviniendo el requisito de independencia aceptado en todo el mundo) y de las Empresas de Servicios de Inversión (actualmente supervisadas por la CNMV)».

Y en segundo lugar, “la creación de la Autoridad de Protección al Consumidor e Inversor Financiero que, a partir de la CNMV, unifique y refuerce los servicios de reclamaciones y de protección de los tres supervisores financieros (banca, valores, seguros) para recuperar la confianza de los ahorradores en los productos financieros. Además, la nueva Autoridad se ocuparía de la supervisión de compañías de auditoría (siguiendo el modelo dominante en la UE) que actualmente desempeña el ICAC. Esta Autoridad mantendría un régimen de independencia similar a la CNMV actual y estaría financiada íntegramente por tasas de la industria, fijadas por Ley”.

PSOE y Cs se apuntan así a la tesis defendida recientemente por el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy quien pidió la instauración del modelo Twin Peaks, argumentando que «preservaría la estabilidad financiera; habría una gestión eficaz de las crisis financieras con el mínimo coste para el contribuyente; se evitarían conflictos de interés, y se mantendría un nivel apropiado de economía institucional e independencia económica de los supervisores». También calificó de «rareza en Europa” el esquema de supervisión español. Por cierto, que los inspectores del Banco de España han pedido la destitución de Restoy. Por cierto, que los inspectores del Banco de España han pedido la dimisión de Restoy.

Alarma en el sector

La amenaza de que el seguro esté controlado por instituciones muy cuestionadas en los últimos años como el Banco de España o la CNMV ha hecho saltar las alarmas en el sector.

Todos los intervinientes en el sector asegurador, instituciones, entidades y mediadores, han contestado de forma contundente, reclamando que se mantenga una supervisión específicamente aseguradora, tal y como ocurre en la UE. El primero en defender el modelo actual fue el secretario de Estado de Economía, a quien reporta la DGSFP, Íñigo Fernández de Mesa, quien afirmó que “la labor estos años de la DGSFP ha sido muy positiva, acorde con los estándares europeos y siguiendo las mejores prácticas internacionales. Y una muestra de ello es que el sector asegurador ha superado la crisis financiera internacional manteniendo un alto grado de solvencia y sin recurrir a dinero del contribuyente, lo contrario a lo que ha sucedido en el sector bancario».

Flavia Rodríguez-Ponga, titular de la DGSFP, siempre se ha remitido en las últimas semanas a estas declaraciones, apoyando así mantener la supervisión del seguro en manos de la DGSFP.

Por su parte, Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, fue contundente en pedir mantener la especificidad del sector asegurador en cuanto a supervisión, proponiendo que la DGSFP se convierta en una agencia independiente, que las aseguradoras estarían dispuestas a financiar.

En el mismo sentido,  Antonio Huertas, presidente de Mapfre, también rechazó el modelo Twin Peaks que pide Restoy y solicitó que siga habiendo una supervisión sólo para seguros. Muchos directivos de aseguradoras se han pronunciado en el mismo sentido en las últimas semanas.

También en defensa de la labor de la DGSFP salieron las organizaciones de mediadores, como Consejo General de Colegios de Mediadores, Adecose y Fecor.

Rafael Sierra, 25 de Febrero de 2016, 16:45 CET.

Recibe nuestra newsletter.

Así estarás al día.

Continue Reading

No encuentras respuesta?

Llámanos al 952 824 827

O Contáctanos

Estamos a tu disposición.