Para renovar y hacer más sostenible el parque de viviendas español, que es responsable del 30% de las emisiones de efecto invernadero en nuestro país, la Unión Europea ha puesto en marcha la concesión de fondos NextGeneration EU para rehabilitar edificios residenciales. Estas ayudas cubren parcialmente el coste de las obras y honorarios técnicos, en mayor o menor medida según el ahorro de energía que se logre una vez realizada la rehabilitación.

Rehabilitar un edificio tiene innumerables ventajas: aparte del ahorro de energía y la reducción de las emisiones de CO2, supone un mayor confort para sus ocupantes y, además, el valor del edificio aumenta, con lo que se produce una mejora en su rentabilidad. También comporta deducciones fiscales muy atractivas.

Si, como propietario o comunidad de vecinos, te estás planteando solicitar estas ayudas pero no tienes muy claro cómo acceder a ellas y si salen a cuenta, a continuación te explicamos qué tienes que hacer para solicitarlas, que te las concedan y obtener la mayor subvención y retorno de la inversión posible.

¿En qué consisten las ayudas a la rehabilitación financiadas por los fondos NextGeneration EU?

Según los datos que proporciona el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, la Unión Europea ha destinado 3.420 Millones de euros para la rehabilitación residencial, que cubre la implementación de las siguientes actuaciones:

  • Aislamiento de fachadas y cubiertas
  • Cambio de ventanas
  • Digitalización
  • Instalación de placas solares y fotovoltaicas
  • Aerotermia
  • Mejora de la accesibilidad
  • Retirada de amianto
  • Mejora de zonas verdes y construcción de parques
  • Reurbanización y mejora del entorno físico en los barrios

Además, también se subvencionan los honorarios técnicos para la redacción del Libro del Edificio Existente y proyectos técnicos necesarios para solicitar las ayudas.

Las ayudas cubren entre un 40% y un 80% del gasto de las actuaciones en función del ahorro de energía alcanzado y pueden llegar hasta el 100% para propietarios o usufructuarios en situación de vulnerabilidad económica. Las cuantías máximas van desde 3.000 € en el caso de mejora de la eficiencia energética de viviendas a título individual, y hasta los 18.800 € por vivienda en el programa de ayudas a nivel de edificio.

Estas subvenciones se pueden solicitar tanto a título individual si eres un propietario o usufructuario de una vivienda como por iniciativa de una comunidad de vecinos/propietarios de un inmueble completo. También los ayuntamientos de las ciudades pueden solicitar las ayudas como iniciativas para rehabilitar barrios o entornos residenciales.

Además, si solicitas esta ayuda, según el Real Decreto Ley 19/2021 de medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria en el contexto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia establece unas deducciones en el IRPF complementarias a la cuantía de la ayuda. Estas deducciones suponen el 20% del coste de las actuaciones, hasta un máximo de 5.000 € por vivienda en el caso de que se consiga reducir al menos un 7% en la demanda de calefacción y refrigeración o de hasta un 40% (hasta un máximo de 7.500 € por vivienda) en el caso de que se consiga reducir en al menos un 30% el consumo de energía primaria no renovable o se alcance una calificación energética A o B en la vivienda

Las ayudas cubren entre un 40% y un 80% del gasto de las actuaciones en función del ahorro de energía alcanzado. También comportan deducciones de hasta un 40% de IRPF
Ayudas a rehabilitación, un trámite que varía según la comunidad autónoma

Como los Fondos Europeos destinados a rehabilitación de viviendas se han dividido y asignado directamente a las comunidades autónomas, cada una ha abierto su propia convocatoria para solicitarlas.

Dentro de la web del Ministerio de Transportes y Agenda Urbana, se puede acceder a la resolución y proceso presentado en cada una de ellas. Las comunidades son las encargadas de hacer el reparto de ayudas y estas se concederán por concurrencia simple, es decir, por orden de presentación de solicitudes hasta que se agoten los fondos.

¿Qué necesito para presentar la solicitud?

El objetivo de las ayudas es claro: conseguir al menos una mejora de un 30% en la eficiencia energética del edificio o vivienda.

Por ello, el primer paso consiste en realizar el certificado de eficiencia energética del edificio, analizando muy bien la situación actual, el impacto de las posibles medidas de mejora, los costes y la viabilidad para llevarlas a cabo. Podrán tenerse en consideración las medidas que se hayan implementado desde la entrada en vigor del RD 853/2021 el pasado 5 de octubre de 2021.

Una vez definidas las medidas que se van a implementar, se podrá redactar el proyecto de ejecución necesario y completar la solicitud de las ayudas que incluirá entre otras cosas:

    • El acuerdo de la comunidad de propietarios
    • El certificado de eficiencia energética antes y después de las medidas adoptadas
    • El presupuesto desglosado por partidas
    • La licencia de obras si fuera necesaria
    • El reportaje fotográfico de la finca

Otros aspectos clave a tener en cuenta

En el caso de que el edificio se encuentre en una zona climática C, D o E, que viene a ser la mayor parte del interior de la península, se requiere también alcanzar una reducción en la demanda energética anual global de calefacción y refrigeración del edificio de al menos un 25% (zona C) o 35% (zonas D y E), lo que supone mejorar el aislamiento de fachadas y cubierta del inmueble, sustituir las ventanas, reducir los puentes térmicos, etc. Esta condición no se exigirá para aquellos edificios que cuenten con una protección por su valor arquitectónico o histórico.

Los proyectos deberán incluir un estudio de gestión de residuos de la construcción, asegurando que una fracción importante de los mismos pueda ser reciclado y reutilizado favoreciendo la economía circular. También, si hay productos de construcción que contienen amianto, se deberán retirar del edificio o ámbito de actuación.

¿Qué plazos hay para realizar la solicitud y ejecutar las obras?

El plazo máximo para resolver y notificar la resolución de la concesión de las ayudas es de tres meses, pero si la documentación presentada no está completa, la administración puede requerir aclaraciones o documentación complementaria. Si al cabo de tres meses no ha contestado, la solicitud se entiende como desestimada.

Una vez concedida la ayuda, el plazo para ejecutar las obras de mejora debe ser como máximo de 26 meses, aunque se podrá incrementar hasta 28 meses para edificios de más de 40 viviendas. La fecha tope para finalizar las actuaciones es el 30 de junio de 2026.

Cuando se han finalizado las actuaciones, se deberá presentar la documentación que justifica que se han alcanzado los objetivos: certificado final de obra, certificado de las instalaciones térmicas que se hayan renovado, certificado de eficiencia energética actualizado, reportaje fotográfico, facturas y justificantes de pago.

¿Cómo puedo presentar la solicitud de ayudas a la rehabilitación de edificios?

Las solicitudes se pueden presentar directamente en la administración local de cada comunidad autónoma. Algunas tienen portales web o han creado oficinas específicas de rehabilitación de edificios.

Como puedes comprobar, debido a la cantidad de documentación técnica que hay que elaborar y presentar, desde el propio Ministerio recomiendan realizar este proceso a través de la figura de un agente rehabilitador o gestor de la rehabilitación. Se trata de personas y entidades que cuentan con formación y experiencia específica y que se encargan de facilitar todo el proceso: sus labores abarcan desde la información sobre  las ayudas, la creación de la documentación necesaria, la gestión de las ayudas y el seguimiento de las mismas y la implementación de las actuaciones a realizar.

El agente rehabilitador conoce mejor que nadie qué y cómo hay que pedir las ayudas para obtener la mayor rentabilidad y subvención posible. Por otro lado, en varias comunidades autónomas, además de las ayudas a la rehabilitación financiadas por los Fondos NextGeneration, se están concediendo subvenciones adicionales impulsadas por las administraciones locales que son compatibles y pueden ayudar a subsanar aún más el coste de las obras.

El ahorro energético y bienestar que se puede conseguir por medio de una rehabilitación de un edificio es enorme pero, en muchos casos, los propietarios o comunidades de vecinos desconocen cuál es el potencial de mejora del edificio en el que viven y cuáles son las actuaciones más indicadas para mejorar su eficiencia energética.

Recibe nuestra newsletter.

Así estarás al día.

Continue Reading

No encuentras respuesta?

Llámanos al 952 824 827

O Contáctanos

Estamos a tu disposición.