La banca española ha incrementado el ritmo de concesión de nuevos créditos durante 2016. Ni la incertidumbre política ni las turbulencias macroeconómicas globales han impedido que las entidades presten un 4,2% más durante los dos primeros meses del año, frente al mismo periodo de 2015.

Según datos del Banco de España, el sector financiero concedió 65.400 millones en nuevo crédito en enero y febrero, frente a los 62.750 millones de los dos primeros meses del año pasado. De estos 65.000 millones, la mayor parte se concedieron a empresas, aunque son los créditos al consumo y a la concesión de hipotecas los que más se disparan. Los bancos firmaron casi 5.000 millones en créditos para compra de vivienda en enero y febrero, un 11,5% más.

Con esta estrategia, buscan elevar el tipo medio de sus carteras de hipotecas, en mínimos por el peso de los contratos firmados durante los años previos a la crisis con diferenciales muy estrechos, lo que unido a la retirada a marchas forzadas de las cláusulas suelo ha provocado que el tipo medio ponderado del saldo vivo de las carteras hipotecarias de la banca se situó en febrero en el 1,49%, frente al 1,84% de un año antes. Para corregir esta situación, las entidades están concediendo cada vez más hipotecas a tipo fijo.

Expansión. Página 14. 3 columnas

Recibe nuestra newsletter.

Así estarás al día.

Continue Reading

No encuentras respuesta?

Llámanos al 952 824 827

O Contáctanos

Estamos a tu disposición.