Tal y como ocurre en otros países, las aseguradoras españolas podrían abordar medidas que bonifiquen las denuncias de fraude al seguro, ya que el el 73% de conductores dice no tener problema en denunciar a alguien si obtuviera un beneficio económico directo a cambio.

Según el 3er Barómetro del Fraude en el seguro de Autos de Línea Directa, presentado ayer, el 73% de los conductores (el equivalente a 19 millones) afirma que no tendría ningún problema en denunciar a alguien si obtuviera un beneficio económico directo a cambio, una práctica muy habitual en países como Estados Unidos o Reino Unido.

Francisco Valencia, director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, afirmó en la presentación que los resultados del Barómetro “podrían ser un inicio de un debate en el sector asegurador español sobre medidas sectoriales que incentiven la denuncia del fraude”, aunque reconoció que “desconozco si este tema ha sido ya debatido en la patronal”.

En cualquier caso, Valencia cree que para tomar algún tipo de iniciativa en este sentido, “sería necesario unnúmero significativo de operadores del seguro de Autos. En Línea Directa, estamos dispuestos a aportar nuestra opinión sobre el tema a la patronal para poder iniciar un debate” y recordó que “el fraude afecta a todos los conductores, porque se acaba trasladando al precio”.

Perfil del defraudador

El Barómetro indica que el perfil del defraudador es el de un hombre joven menor de 26 años con un empleo precario o desempleado, al que se le suma el de un hombre de mediana edad, con estudios superiores y que trabajan por cuenta ajena.

Por género, los hombres defraudan más que las mujeres, se arrepienten menos de las estafas (63,5% frente al 51,7%) y presumen más de ellas, incluso ante desconocidos. Por su parte, las mujeres fingen más lesiones que los hombres, simulan más gravedad de la real en las mismas (2,6% en los hombres frente al 19,2% de las mujeres) y desconocen más las consecuencias jurídicas del fraude. En cuanto a las razones para defraudar al seguro, los hombres lo hacen para “tener el coche en perfecto estado” y las mujeres lo justifican por su “tendencia a cuidar de la economía familiar”.

Síntomas de mejora

Línea Directa también ha querido pulsar la opinión y la percepción social de este fenómeno, para lo que ha realizado una encuesta a más de 1.200 conductores de toda la geografía española. Las conclusiones muestran algunos síntomas de mejora, ya que la intención de cometer el fraude se ha reducido a casi la mitad respecto a hace dos años, lo que podría ser un indicio de cierto retroceso de estas conductas al que asistiríamos en los próximos años.

Aun así, 5,2 millones de automovilistas siguen reconociendo que podrían cometer fraude si supieran que no van a ser descubiertos y 9 millones lo justifican (35%). Asimismo, existe un mayor conocimiento de las consecuencias legales que conllevan estas prácticas, que los encuestados comienzan a asociar a una situación puntual de necesidad y no a un tema cultural.

Rafael Sierra, 19 de Enero de 2016, 09:00CET

Recibe nuestra newsletter.

Así estarás al día.

Continue Reading

No encuentras respuesta?

Llámanos al 952 824 827

O Contáctanos

Estamos a tu disposición.