Las coberturas privadas se presentan como una alternativa interesante para complementar las prestaciones públicas en ámbitos como la salud o la jubilación y proteger en otros, como el ahorro o la responsabilidad civil.

Para regular las prestaciones como la asistencia sanitaria, la jubilación o la maternidad de los autónomos, éstos disponen de un régimen especial de la seguridad social. Sin embargo, las particularidades de este colectivo hacen que esas prestaciones se muestren a menudo insuficientes a la hora de cubrir las necesidades de los trabajadores por cuenta ajena en esos ámbitos. Los seguros privados vienen a ofrecer en este caso un complemento de protección ajustado a los requerimientos de cada caso.

Por lógica y por sentido común, cuantas más coberturas tenga, más caro saldrá el seguro. Pero también es cierto que resulta mejor y más barato prevenir y tener en cuenta los riesgos desde un buen principio que asumir los costes a posteriori. Por ello, es esencial contar con un buen asesoramiento y elegir un canal de distribución adecuado a la hora de elegir qué tipo de seguros y qué coberturas se contratan. Eso permitirá invertir en aquello que es realmente necesario a un coste adecuado según las necesidades reales de cada tipo de trabajador y de trabajo.

La salud y el bolsillo

“Los autónomos no se ponen enfermos”, se dice. Qué gran suerte si fuera cierto, pero no lo es. Y los trabajadores por cuenta propia tienen en la baja laboral una temida espada de Damocles que planea sobre sus beneficios o compromisos adquiridos. Para cubrirse ante esta eventualidad aparece los seguros de baja laboral, que cubren las necesidades económicas de estos profesionales cuando no pueden trabajar debido a una enfermedad, o una incapacidad laboral temporal, a través del pago de una cantidad fija por cada día de baja.

Los seguros de Incapacidad Laboral Temporal (ILT) permiten cobrar una cantidad fija por cada día de baja y, además, suelen cubrir algunas especialidades médicas, como la hospitalización o las visitas de algunos especialistas. También existe el denominado seguro de Accidentes, muy recomendable si la actividad desempeñada presenta una alta probabilidad de sufrir un accidente en el trabajo.

El seguro de Salud es otra opción que puede ser interesante para un autónomo, en la medida que agiliza en algunos casos el acceso a servicios médicos y de atención sanitaria y complementa los servicios públicos en este ámbito.

Ante circunstancias más graves, como una incapacidad laboral permanente o total o incluso la muerte, entran en acción los seguros de Vida, de diferente tipo y alcance, según las necesidades y posibilidades de cada uno.

Sea cuál sea la opción u opciones elegidas, es esencial planificar y realizar la contratación de estos tipos de seguros de una forma coordinada y estudiada. Ello permitirá dejar riesgos sin cubrir o el caso contrario: duplicidad de coberturas y gastos innecesarios.

Pólizas específicas

Además de las bajas laborales, otro tema clave para los autónomos es el de la jubilación. Debido a la incertidumbre del mercado laboral y de las dudas sobre el futuro del sistema público de pensiones (que ve tambalearse su base al reducirse cada vez más la fuerza de trabajo mientras la de pensionistas continua en crecimiento), no está de más ir complementando la pensión de jubilación a percibir por parte de la Seguridad Social. Puede hacerse a través de un Plan de Pensiones, un PPA, un PIAS o un seguro de jubilación, las fórmulas son diversas. En cualquier caso, esas coberturas pueden ser una manera eficiente de ahorrar y de asegurarse una buena situación económica a la salida definitiva del mercado laboral.

Para acabar con los seguros más recomendables, algunas actividades hacen aconsejable contar con un seguro de Responsabilidad Civil. Este tipo de pólizas protegen contra el riesgo de tener que hacerse cargo de gastos derivados de un siniestro en el que el autónomo se vea implicado debido a su trabajo.

 

Recibe nuestra newsletter.

Así estarás al día.

Continue Reading

No encuentras respuesta?

Llámanos al 952 824 827

O Contáctanos

Estamos a tu disposición.