Como Astérix y el resto de los habitantes de aquella pequeña aldea gala que resistía el asedio del Imperio Romano, Málaga se ha convertido en un fortín, pero en este caso, para los emprendedores en medio de la zozobra de la crisis sanitaria. A los diversos datos coyunturales que apuntalan esta conclusión se suma ahora el informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) desarrollado por la Cátedra de Emprendimiento Sostenible de la Universidad de Málaga (UMA). El estudio se ha presentado este lunes en el Rectorado de la institución académica y determina que la capital lidera la tasa de emprendimiento en todo el país.

Bajando al detalle de los datos, el estudio elaborado en 2020 concreta que esa tasa de actividad emprendedora alcanza en la capital el 7%. El porcentaje supera los guarismos del conjunto de la provincia (6,1%), Andalucía (4,9%) y España (5,2%). Esa tasa se calcula a partir del porcentaje de encuestados que afirma participar en la propiedad y la gestión de una empresa de nueva creación. El estudio se viene elaborando desde hace tres años y por primera vez mide ese indicador en la capital malagueña, ya que hasta la fecha lo hacía en el ámbito provincial. “Al igual que en el conjunto de comunidades autónomas, la tasa de actividad emprendedora registrada en el año 2020 en Málaga provincia es inferior a la observada en el año 2019. En términos relativos, la provincia destaca favorablemente sobre la mayoría de comunidades autónomas”, establece el informe, realizado en colaboración con el Ayuntamiento de Málaga.

El estudio de la UMA también reivindica el potencial emprendedor malagueño a la hora de poner en marcha empresas de reciente creación. Así, el Informe GEM detalla que el 3% de la población capitalina participa en una sociedad con menos de tres años de actividad. Ese promedio también supera los datos provinciales (2,9%), andaluces (2,3%) y nacionales (2,4%), además del dato de la provincia malagueña en 2019 (2,3%).

Proyectos consolidados

También resulta favorecedor el retrato empresarial malagueño que ofrece el informe GEM en lo relacionado con la tasa de consolidación empresarial, que mide “el porcentaje de la población con edad comprendida entre 18 y 64 años y que está involucrada en la propiedad y gestión de una actividad empresarial con una vida superior a 42 meses”. En ese ámbito, la provincia (con un 9,4%) supera a la capital (6,5%), como también al conjunto andaluz (6,4%) y nacional (6,7%). “Sólo las ciudades de Ceuta y Melilla, y la comunidad autónoma de Aragón presentan un valor más elevado”, destaca el análisis.

En una línea similar destaca el informe de la UMA que un 20,8% de los malagueños encuestados “ha percibido oportunidades para emprender” en medio de lo más profundo de la crisis actual. Ese dato es muy parecido al ofrecido por la capital (20,4%) “y es mayor al referido a Andalucía (17,4%) y España (16,5%)”, mientras que sólo se ve superado por el registrado en Melilla (28,5%). Pese a todo, la crisis sanitaria se deja sentir en un detalle: ese promedio alcanzaba el 39% en 2019.

Del mismo modo, la incertidumbre pandémica se filtra en otro dato: el 74,7% de la población de Málaga capital admite que se ha lanzado a emprender por necesidad, ante la falta de posibilidades del mercado de trabajo. El porcentaje supera el 66,9% de la provincia y también queda por encima de la cifra correspondiente al año 2019 (53,2%).

El vicerrector de Innovación Social y Emprendimiento, Rafael Ventura, ha sido el encargado de desgranar los detalles del estudio y, una vez desglosados los principales datos, ha concluido: “El emprendimiento por oportunidad es bienvenido, pero el contexto debe favorecer el emprendimiento de alto impacto, que es el que está requiriendo la Málaga tecnológica y cultural”. En una línea parecida se han manifestado el rector de la UMA, José Ángel Narváez, y el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, que han firmado una ampliación en el convenio entre ambas instituciones para seguir desarrollando el Informe GEM y, de este modo, seguir tomando el pulso al emprendimiento en Málaga.

Contexto favorable

Junto con la encuesta, el estudio ofrece las conclusiones de un panel de expertos. Esas aportaciones se traducen en el llamado Indicador de Contexto del Emprendimiento (NECI), cuyo promedio valora los aspectos analizados por los especialistas. Y en ese ámbito también despunta Málaga. Así, la provincia obtiene un 4,9 y esa cifra ofrece un incremento de una décima respecto a la de 2019. Además, Málaga supera las puntuaciones de Andalucía (4,5), España (4,7) y la Unión Europea (4,6).

Las infraestructuras físicas, los programas de apoyo al emprendimiento, la oferta de servicios y las “normas sociales compartidas” son las principales fortalezas de Málaga como lugar de emprendimiento, según el informe. Del otro lado, las asignaturas pendientes llegan con una mayor presencia de las materias relacionadas con el emprendimiento en el sistema educativo y la mejorable disponibilidad de fuentes de financiación, si bien los expertos muestra una mejora en la captación de capital riesgo.

Un riesgo que, unas veces por necesidad y otras por oportunidad, asumen quienes crean una empresa. Y ahí Málaga resiste el envite de la pandemia, como aquella pequeña aldea gala contra el poderoso imperio al que hizo frente.

Fuente: Diario Sur

Recibe nuestra newsletter.

Así estarás al día.

Continue Reading

No encuentras respuesta?

Llámanos al 952 824 827

O Contáctanos

Estamos a tu disposición.