[:es]

El aplazamiento en el pago de las cuotas era una de las actuaciones más solicitadas por los colectivos empresariales desde que entró en vigor el Estado de Alarma el pasado 14 de marzo. Ahora, el Gobierno ha aprobado esta medida, entre otras de ámbito sociolaboral.

Continúan sucediéndose las medidas para paliar, en la medida de lo posible, las consecuencias del cese o la reducción de la actividad productiva en España como consecuencia del Estado de Alarma. Las secuelas de este decreto están siendo especialmente acusadas en los autónomos y las Pymes. Por esto, una parte importante de los paquetes de ayudas aprobadas por el Gobierno están especialmente dirigidas a estos colectivos.

La última de ellas, demandada desde el inicio de la crisis sanitaria por las asociaciones, es la moratoria en el abono de la cuota. Esta reivindicación ha sido finalmente incluida en el nuevo paquete de medidas sociolaborales aprobadas. El BOE fija la moratoria, por el momento, en 6 meses. Estas cuotas se deberán, por tanto, abonar 6 meses después.

Quién puede solicitar la moratoria en la cuota

El aplazamiento de cuotas se ha aprobado tras el beneplácito del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Tras el anuncio, la duda que surge a todos los autónomos y Pymes es quiénes y en qué casos pueden beneficiarse de esta medida. En el BOE se recoge que se habilita a la Tesorería General de la Seguridad Social a otorgar moratorias de 6 meses, sin interés, a las empresas y los trabajadores por cuenta propia incluidos en cualquier régimen de la Seguridad Social, que lo soliciten y cumplan los requisitos y condiciones que se establecerán mediante Orden del Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones previo acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos”.

Entre estos condicionantes, esta moratoria “no será de aplicación a los códigos de cuenta de cotización por los que las empresas hayan obtenido exenciones en el pago de la aportación empresarial así como en las cuotas de recaudación conjunta, regulada en el artículo 24 Del Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, como consecuencia de los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada por fuerza mayor a que se refiere dicho artículo”. Las empresas y autónomos no tengan derecho a la moratoria, podrán solicitar el aplazamiento al 0,5% durante los periodos de pago de mayo y junio.

Por otra parte, en el caso de las empresas, esta moratoria estará vigente entre los meses de abril y junio. Para los trabajadores por cuenta propia, se extenderá entre los meses de mayo y julio, siempre y cuando su actividad no haya cesado. Además, para la cuota de abril pueden solicitar el aplazamiento a un interés reducido del 0,5%, 7 veces menor del habitual. Esta solicitud debe tramitarse antes de los diez primeros días naturales del propio mes de abril. Si actúa a través de un profesional o de un tercero, podrán tramitarlo sin necesidad de ningún tipo de apoderamiento específico.

Cómo solicitar la moratoria

La solicitud de la moratoria deberá tramitarse en los primeros 10 días de cada mes. La concesión de la misma se comunicará por la autoridad competente en los 3 meses siguientes a la solicitud.

Las solicitudes deben presentarse, en el caso de empresas, a través del Sistema RED. Los trabajadores por cuenta propia podrán hacerlo por ese mismo cauce o a través de la sede electrónica de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social (SEDESS).

Esta moratoria en la cuota por 6 meses se suma al ya conocido aplazamiento en el pago de las deudas de la Seguridad Social -hasta el próximo 30 de junio-.

Otras medidas para paliar la falta de ingresos

Esta medida es una más de las puestas en marcha, tanto desde el Gobierno central como desde las Comunidades Autónomas, para mitigar los efectos que la crisis del COVID-19 ha generado en el tejido empresarial.

Recordamos que desde el Ejecutivo ya se estableció, hace algo más de 15 días, una prestación extraordinaria, diferente del cese de actividad ordinario. A ella pueden acogerse todos aquellos autónomos que:

  • Hayan tenido que cerrar sus negocios por la crisis sanitaria
  • Su facturación se haya reducido, al menos, un 75% con respecto al promedio de facturación del semestre anterior. Esta reducción debe ser calculada sobre el mes previo al que se solicita la prestación

Para estos autónomos se han eliminado los recargos  por el retraso en el pago de las cuotas generadas hasta el día del reconocimiento. Para cubrir los días de marzo restantes, pueden pedir la prestación extraordinaria por cese de actividad. Ésta incluye la exención del pago de las cotización sociales y una prestación mínima de 661 euros al mes.

Sin embargo, el aplazamiento en la cuota no es la única medida incluida en el último BOE. Además, se ha ampliado la moratoria de las hipotecas al supuesto de locales y oficinas de autónomos y locales comerciales. Esto es, a la hipoteca de inmuebles adquiridos con la finalidad de llevar a cabo en ellos una actividad económica. Esta moratoria se ha aprobado para 6 meses desde el último pago realizado: los 3 meses concedidos más una ampliación de otros 3. En este sentido, las cuotas suspendidas no se liquidarán una vez finalizada la suspensión, sino que todos los pagos futuros se posponen en función de lo que dure la misma.

Por último, en el supuesto de cese de actividad de los autónomos, podrán acceder durante el período de 6 meses a los derechos consolidados en sus planes de pensiones. Contando desde el pasado 14 de marzo, día en que entró en vigor el Estado de Alarma. Recordamos que, hasta ahora, el dinero invertido en un plan de pensiones no se podía retirar salvo en contadas excepciones como paro de larga duración, enfermedad grave o invalidez.

Como ves, continúa el goteo incesante de medidas destinadas a combatir los efectos económicos producidos por el coronavirus. Es probable que, según evolucione la situación, próximamente se ajusten los términos de algunas de las disposiciones aprobadas por el Ejecutivo.[:en]

The postponement of the payment of quotas was one of the most requested actions by business groups since the State of Alarms came into force on 14 March.

The Government has now approved this measure, among others in the social and labour field, and measures continue to be taken to alleviate, as far as possible, the consequences of the cessation or reduction of production activity in Spain as a result of the State of Alarms. The consequences of this decree are being particularly felt by the self-employed and SMEs. For this reason, an important part of the aid packages approved by the Government are especially aimed at these groups, the last of which, demanded by the associations since the beginning of the health crisis, is the moratorium on the payment of the quota. This demand has finally been included in the new package of social and labour measures approved. The BOE sets the moratorium, for the time being, at 6 months. These fees must therefore be paid 6 months later.

Who can apply for the quota moratoriumThe quota moratorium has been approved after the approval of the Ministry of Economic Affairs and Digital Transformation. Following the announcement, the question that arises for all self-employed and SMEs is who can benefit from this measure and in what cases.

The BOE states that the General Treasury of Social Security is empowered to «grant 6-month moratoriums, without interest, to companies and self-employed workers included in any Social Security regime, who request it and meet the requirements and conditions that will be established by Order of the Minister of Inclusion, Social Security and Migration, following the agreement of the Government’s Delegate Commission for Economic Affairs». Among these conditions, this moratorium «will not be applicable to the contribution account codes by which companies have obtained exemptions in the payment of the business contribution as well as in the joint collection quotas, regulated in article 24 of the Royal Decree Law 8/2020, of March 17, on extraordinary urgent measures to face the economic and social impact of the COVID-19, as a consequence of the procedures of contract suspension and reduction of the working day due to force majeure referred to in that article». Companies and self-employed workers are not entitled to the moratorium, they may request the postponement to 0.5% during the May and June payment periods.

How to apply for the moratoriumThe application for the moratorium must be processed within the first 10 days of each month. The competent authority will notify the granting of the moratorium within 3 months of the request and, in the case of companies, requests must be submitted through the RED System. Self-employed workers may do so through the same channel or through the electronic headquarters of the Secretariat of State for Social Security (SEDESS).

Other measures to alleviate the lack of income This measure is one more of those put into place, both by the central government and by the Autonomous Communities, to mitigate the effects that the COVID-19 crisis has generated in the business world. It is available to all those self-employed people who: Have had to close their businesses due to the health crisis Their turnover has been reduced by at least 75% compared to the average turnover of the previous six months. This reduction must be calculated on the month prior to the month in which the service is requested. For these self-employed workers, the surcharges for the delay in payment of the fees generated up to the day of recognition have been eliminated. To cover the remaining days in March, they can request the extraordinary benefit for cessation of activity.

This includes exemption from payment of social security contributions and a minimum benefit of 661 euros per month. In addition, the mortgage moratorium has been extended to include self-employed and commercial premises and offices. That is, to the mortgage of properties acquired with the purpose of carrying out an economic activity in them. This moratorium has been approved for 6 months from the last payment made: the 3 months granted plus an extension of another 3. In this sense, the suspended payments will not be settled once the suspension ends, but all future payments are postponed depending on the duration of the suspension. Finally, in the event of cessation of activity of the self-employed, they will be able to access during the period of 6 months the rights consolidated in their pension plans.

As of 14 March, the date on which the State of Alarms came into force. It should be remembered that, until now, the money invested in a pension plan could not be withdrawn except in rare cases such as long-term unemployment, serious illness or disability. It is likely that, as the situation evolves, the terms of some of the provisions adopted by the Executive will soon be adjusted.

 

 

 [:]

Recibe nuestra newsletter.

Así estarás al día.

Continue Reading

No encuentras respuesta?

Llámanos al 952 824 827

O Contáctanos

Estamos a tu disposición.